En este primer artículo no te hablaré de lo que es Feng Shui ¿por qué? Porque antes que nada quiero que tengas muy claro lo que no es Feng Shui ya que hay mucho desconocimiento y esto siempre da lugar a confusiones.

Así, te diré que Feng Shui no tiene nada que ver con dragones, ni monedas chinas, ni por supuesto ranitas de la suerte. Tampoco es superstición, ni buena ni mala suerte. No tiene que ver con ninguna religión, ni tiene que verse afectado si profesas alguna, al contrario, colocar ciertos símbolos de tu religión en el lugar apropiado te beneficiará, y mucho.

Tampoco es decoración, aunque con la decoración hacemos Feng Shui. Ni por supuesto se corresponde con ningún estilo zen o minimalista, puedes seguir teniendo el estilo decorativo que prefieras.

Hechas estas aclaraciones te estarás preguntando, pero entonces ¿Qué es Feng Shui?

Algunos la definen como ciencia o como filosofía pero todos coincidimos en definirla como el arte de vivir conscientes de las energías que nos rodean y modificarlas para conseguir el bienestar que buscas.

Feng Shui es el arte de vivir en perfecta armonía con el entorno que te rodea. Su premisa básica es que si establecemos una relación armónica con nuestro mundo, aumentamos las posibilidades de tener éxito en la mayoría de las áreas de nuestra vida.

El Feng Shui le enseñará como crear un hogar seguro y sano y dar vida al espacio en que vive.
Y lo más importante: el feng Shui transformará su hogar, lugar de trabajo o negocio en un centro de poder personal – Maestro Larry Sang.

Literalmente Feng Shui significa “viento y agua”. Dos elementos principales para que exista la vida. Se dice que el viento lleva el Chi y el agua es la que contiene el Chi. El Chi es la fuerza o energía vital  presente en todas las cosas.

Un poquito de historia:

Hay conocimiento de su aplicación en China de hace más de 3000 años. Sus comienzos fueron como una tradición oral que fue pasando de padres a hijos, y en principio estaba destinado a las clases sociales dirigentes hasta que en el siglo IX Yang Yung Sun, reconocido como el padre del Feng Shui, lo da a conocer por primera vez de forma abierta.

Y a partir de ahí derivaron las dos escuelas principales para aplicarlo:

  • La Escuela de la Forma basada en la orientación de la puerta de entrada.
  • La Escuela de la Brújula desarrollada a partir de los puntos cardinales y las fechas de nacimiento de sus habitantes y/o de construcción de la casa, independientemente de donde se encuentra la puerta de entrada.

La razón de estas dos escuelas viene de cuando los habitantes de China que se establecieron en la zona Sur se encontraron unas condiciones de vida totalmente distinta a los que habitaron la zona Norte. La zona Norte era un territorio plano, pobre y sacudido por los vientos, mientras que en Sur, tenían colinas florecientes y serpenteantes ríos.

En el siglo IX el maestro Yang Yung Sun vivió en el sur y se encargó de concretar la Escuela de la Forma,  que se basa en la observación del paisaje en el entorno de la vivienda. Aproximadamente un siglo después el maestro Wang Chih, que vivió en el norte, desarrolló la Escuela de la Brújula ya que pensaba que la otra escuela era poco rigurosa.

Naturalmente este último sistema de la brújula era mucho más apropiado para un paisaje poco cambiante.

Hace apenas unos cien años se comenzaron a unificar posturas, y en la actualidad son muchos los consultores y maestros de feng Shui que aplicamos y fusionamos ambas escuelas en los análisis de viviendas y negocios para así poder ofrecer una mejor comprensión de las energías que nos rodean y poder transformarla para nuestro mayor bien.

Así que para que te quede claro te diré que No es Feng Shui:

     No es superstición de creer en dragones, monedas chinas….ni ningún tipo de amuleto.
     No es cuestión de buena o mala suerte.
     No es religión.
     No es decoración.

Y Sí es Feng Shui:

     Es ser consciente de la energía que nos rodea.
     Es el arte de modificar esas energías a nuestro favor.
     Es lograr armonía en las áreas de tu vida que quieras mejorar.
     Es crear prosperidad en tu mundo exterior e interior.

¿Qué te parece? ¿Sigues teniendo dudas sobre qué es y qué no es feng shui para aplicarlo en tu día a día? Comparte conmigo tus inquietudes en comentarios o haz click aquí y hablamos de forma privada.

Pin It on Pinterest